Higiene nasal y rinitis del recién nacido, ¿qué hacemos con la mucosidad?

Una de las cosas que descubrimos al tener un bebé es que no saben cómo eliminar la mucosidad. Y, en principio, esto no es serio porque, afortunadamente, nacemos con un sistema de auto-drenaje.

En las membranas mucosas productoras de secreción tenemos mini cepillos, llamados cilis, que ayudan a que la mucosidad que producimos en la nariz vaya hacia la garganta y las traguemos sin que nos demos cuenta. Si, cada vez que tragamos algo de saliva, la mucosidad que producimos constantemente en la nariz va naturalmente hacia el sistema digestivo. Y esto les pasa a todos los mamíferos, y a todas las edades. E

Pero a veces la membrana mucosa de la nariz puede inflamarse. Algunos virus, bacterias o una reacción alérgica pueden estimular la producción datural de moco y causar un bloqueo del sistema. a veces en el recién nacido puede ocurrir lo que llamamos "la rinitis del recién nacido".

En ella, sin las causas anteriores, la mucosa nasal se inflama y produce más moco sin ningún microorganismo o alergia que lo cause. Cuando esto sucede, cuando la cantidad de moco producido aumenta, puede suceder que el sistema no dé el alcance. Estas son algunas de las preguntas que podemos hacernos:

¿Qué sucede si la cantidad de moco aumenta o el exceso de moco afecta al bebé?

En la mayoría de los casos, nada importante. El sistema de auto-drenaje hace su trabajo y simplemente estamos viendo que el bebé tiene moco y los estamos encontrando en las cacas, sin más preámbulos.

¿Y si vemos que el exceso de moco afecta al bebé de alguna manera? si al bebé le resulta difícil comer, dormir, hay mucha tos y/o en ocasiones anteriores la presencia de moco excesivo ha llevado a la aparición de alguna infección (otitis, bronquitis, neumonía…) vamos a conseguir el trabajo para ayudarle a evacuar más eficazmente la mucosidad con alguna técnica de higiene nasal.

¿Qué son las técnicas de higiene nasal?

Los técnicos de higiene nasal generalmente consisten en introducir suero o agua de mar isotónica a través de las fosas nasales. Y digo por lo general, porque la fisioterapia respiratoria nos da una opción para desobstruir la nariz, en la que la estroducción sérica puede convertirse en opcional: DRR (abajo te lo digo).

¿Y con qué podemos introducir suero o agua de mar isotónica? En el mercado hay mutitude de artilugis diseñados para ayudar a las familias en el proceso de higiene nasal: aerosoles, monodosis, jeringas, aspiradoras, peres… El dispositivo que decidamos utilizar dependerá de la forma en que queremos extraer moco.

¿Qué técnica recomendamos actualmente a los fisioterapeutas?

Si el bebé que es perturbado por el exceso de moco en la nariz es un bebé de base saludable, actualmente recomendamos la insestación de poca cantidad de suero para cada orificio nasal y la realización de una maniobra conocida como DRR.

Hay muy poca literatura científica que ha estudiado las diferentes formas de limpiar la nariz de los más pequeños de la casa. Pero tenemos algunos estudios que afirman que la RR es eficaz y segura.

DRR son el acrónimo de Deobstrucción de rinofrina retrógrada. Lo que viene a decir que vamos a descorchar la nariz y la garganta llevando la mucosidad hacia atrás. Es una técnica de fisioterapia descrita por Guy Postiaux en los años 60.

¿Cómo se realiza la RR y la instilación previa?

Primero desinfectaremos un poco de suero o agua de mar isotónica en cada fosa nasal para que el líquido llegue al campum (la parte posterior de la nariz), y haremos que la mucosidad sea menos gruesa. Entonces, la idea es cerrar la boca del bebé durante la inspiración, apretando la base de la lengua (que se encuentra en la base de la mandíbula) hacia arriba, de modo que absorba la mucosidad hacia atrás y se las trague.

La instilación anterior se realiza con una monodosa o una jeringa. Con el bebé sentado o acostado boca arriba con la espalda a 30 grados, introducimos un mínimo de unas gotas y un máximo de 2,5 ml de suero o agua de mar isotónica para cada fosa nasal. La idea es que el suero llegue a la parte posterior de la nariz, pero sin presión.

Y finalmente, una última pregunta que podrías llegar a hacer, ya que relativamente pocas personas aplican la RR (todavía): "¿Por qué nadie me había hablado de esta técnica hasta ahora?" Bueno, porque necesitabas tener un fisioterapeuta especializado en sistema respiratorio en tu vida!

Si quieres saber más, en la web de Criar Con Centido Común, en cuyo blog se publicó por primera vez este artículo en español (20 de mayo de 2020), encontrarás acceso a un curso online donde hablo de higiene nasal.

Descubra cómo ayudarle a respirar mejor con los consejos de una fisioterapeuta respiratoria con el Seminario Online "Mocos fuera"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close